La Magia de Crear

Marcella Diseño a Puntadas, es un emprendimiento que surgió a raíz de la Pandemia.

Lo que comenzó con la dulce intención de obsequiar un peluche elaborado a mano, hoy es un emprendimiento familiar que teje varias sonrisas y genera emociones en el corazón de cada cliente que adopta un Amigurumi.

Marcela Fuentes, fundadora de este emprendimiento, comentó que desde niña junto a sus hermanos aprendieron muchas cosas y entre ellas tejer. Decidieron adentrarse al mundo de los Amigurumis, luego de aprender las técnicas para elaborarlos. Es un emprendimiento junto a su mamá, su hijo que la ayuda con temas de empaque y su sobrina, quien proporciona ideas creativas.

Nos emociona tejer un muñequito porque lleva un pedazo de nuestro corazón, las reacciones de los clientes cuando ven el trabajo terminado nos llenan de satisfacción y es ahí donde no importan las horas que pasamos tejiendo, ni los dolores de espalda.

Mencionó Marcela. 

Nos emociona tejer un muñequito porque lleva un pedazo de nuestro corazón, las reacciones de los clientes cuando ven el trabajo terminado nos llenan de satisfacción y es ahí donde no importan las horas que pasamos tejiendo, ni los dolores de espalda.

Mencionó Marcela. 

Enfoque empresarial

Todo emprendimiento debe proyectarse a corto plazo como una empresa, por ello Coralí impulsa distintos programas con enfoque en desarrollo local.

Tras observar una publicación en redes sociales, sobre un programa de emprendimiento para mujeres impulsado por Corali, Marcela junto a su mamá, decidieron escribir y llenar el formulario para aplicar, posteriormente asistieron a una entrevista y desde entonces han recibido asesorías y participado en los talleres que han contribuido a fortalecer su empresa.

Corali nos ha ayudado un mucho, todo el personal es amable, se identifican con nosotras y nos hacen sentir bienvenidas. Además, nos han apoyado para mejorar procesos administrativos, llevar un registro de ventas, entre otros aspectos. Siempre es importante recibir una opinión desde afuera, porque la perspectiva es diferente.

Puntualizó Marcela.

Corali nos ha ayudado un mucho, todo el personal es amable, se identifican con nosotras y nos hacen sentir bienvenidas. Además, nos han apoyado para mejorar procesos administrativos, llevar un registro de ventas, entre otros aspectos. Siempre es importante recibir una opinión desde afuera, porque la perspectiva es diferente.

Puntualizó Marcela.

Añadió, que aún con miedo hay que intentar y creer en el éxito de nuestro emprendimiento, que los pensamientos negativos no opaquen los deseos de sobresalir como empresa.

El Centro de Recursos Empresariales Corali es ejecutado en Guatemala por la Red Nacional de Grupos Gestores, con el apoyo del Departamento de Estado de Estados Unidos y CIPE.