La matriz de Ansoff es muy útil cuando se busca el crecimiento empresarial. Una empresa que no está dispuesta a cambiar junto con el mercado puede estar en peligro. El lema es: evoluciona o serás olvidado.

Productos: Cada empresa tiene sus productos estrella, los que todos conocen también como productos tradicionales. A veces son más que suficientes para que la empresa sobreviva y si su popularidad no disminuye, logran un crecimiento continuo.

Mercados: Existe el mercado tradicional (o actual): aquellas personas que son tus clientes habituales, representados a la perfección por tu buyer persona. Debes conocerlos como la palma de tu mano.

Por otro lado, existen los mercados nuevos: aguas desconocidas en las que aún no te atreves a nadar, pero que sabes que podrían traer grandes beneficios. Una vez comprendidos estos conceptos, revisaremos los pasos que necesitas seguir para crear tu propia matriz de Ansoff.

La Matriz Ansoff cuenta con cuatro puntos clave: penetración del mercado, desarrollo de productos, desarrollo de mercados y diversificación. En los siguientes pasos sabrás qué información agregar en cada uno.