La Matriz Factibilidad-Impacto es una herramienta esencial para evaluar y orientar las decisiones en el mundo del emprendimiento. Su principal objetivo es ayudar a los emprendedores a analizar las distintas ideas y proyectos que desean llevar a cabo, considerando dos factores clave: la factibilidad de implementación y el impacto potencial en su negocio.

En términos sencillos, esta matriz nos permite medir cuán viables son las iniciativas emprendedoras y cuánto pueden cambiar el rumbo de nuestro proyecto. El «impacto» se refiere al efecto o resultado esperado una vez que la iniciativa se haya ejecutado, lo que nos ayuda a comprender su relevancia y potencial para nuestro negocio. Por otro lado, la «factibilidad» se enfoca en evaluar la complejidad de llevar a cabo la iniciativa, teniendo en cuenta los recursos y capacidades disponibles.

En este contexto emprendedor, encontramos cuatro combinaciones posibles:

  1. NO LO HAGAMOS (Bajo Impacto / Baja Factibilidad): Estas son iniciativas que probablemente no sean recomendables, ya que su impacto en el éxito del negocio es mínimo, y llevarlas a cabo sería complicado y costoso en términos de recursos y tiempo.
  • FRUTAS AL ALCANCE (Bajo Impacto / Alta Factibilidad): Aquí se encuentran iniciativas que pueden implementarse fácilmente en el corto plazo, pero su impacto en el crecimiento del negocio es limitado. A menudo, estas son acciones necesarias para mantener el funcionamiento, pero no generarán un cambio significativo.
  • TÍRALO A LA LUNA (Alto Impacto / Baja Factibilidad): Estas son ideas emocionantes y transformadoras, pero su ejecución es complicada y requiere una planificación meticulosa. No debemos descartarlas por completo, ya que podrían ser clave para impulsar nuestro emprendimiento hacia un nuevo nivel.
  • HAGÁMOSLO (Alto Impacto / Alta Factibilidad): Estas son las joyas del emprendimiento, ya que tienen el potencial de cambiar radicalmente el rumbo de nuestro negocio y pueden implementarse de manera eficiente. Son oportunidades valiosas que merecen una atención especial.

En resumen, la Matriz Factibilidad-Impacto es una herramienta esencial para los emprendedores que desean tomar decisiones informadas sobre sus proyectos. Al utilizarla, podemos identificar las iniciativas más prometedoras y alinear nuestros esfuerzos hacia el crecimiento y el éxito de nuestro negocio. Como emprendedores, recordemos que la acción es fundamental para convertir nuestras ideas en realidades exitosas. Como dice un antiguo proverbio zen adaptado al emprendimiento, «La acción más pequeña puede ser más valiosa que la intención más grande.

Fuente: https://www.linkedin.com/pulse/quieres-mejorar-el-desempe%C3%B1o-de-tu-empresa-la-matriz-te-asela-burgos/?originalSubdomain=es